21

oct

2010

Plan de Pensiones o Plan de Jubilación

header_logo_gremicat

Plan de Pensiones o Plan de Jubilación. ¿conoce cuáles son las diferencias entre ellos?.

Aunque ambos  son productos de ahorro a Largo plazo , presentan diferencias importantes que es preciso conocer para poder elegir entre uno u otro. Fundamentalmente, afectan a la rentabilidad, liquidez y fiscalidad.

RENTABILIDAD

Los planes de jubilación  son un producto financiero gestionado, principalmente, por compañías de seguro y su rentabilidad  suele ser menor que la de los planes de pensiones. Por  su parte los planes de pensiones se engloban dentro de los denominados Fondos de Pensiones y no  garantizan, en general, una rentabilidad concreta de antemano ( excepto los planes de pensiones garantizados bajo ciertas condiciones).

LIQUIDEZ

La principal ventaja de los planes de  jubilación es la liquidez: el suscriptor puede retirar el dinero aportado en cualquier momento ( aunque será  penalizado  con una comisión  bastante alta). Se permite el llamado “ rescate” o  cancelación parcial de las aportaciones. Por el contrario, las aportaciones a planes de pensiones  sólo podrán recuperarse  en  el   momento de la jubilación, excepto en los casos de fallecimiento, enfermedad grave o paro de larga duración.

FISCALIDAD

Por lo que respecta al tema fiscal, la diferencia más importante de los planes de pensiones , con respecto a los de jubilación, es que sus aportaciones están sujetas adesgravación fiscal, es decir,  reducen la base imponible del contribuyente, con lo que por las aportaciones realizadas,   no se pagan impuestos en el IRPF, siempre dentro de unos límites (las aportaciones no pueden superar los 10.000 euros anuales para partícipes menores de 50 años y de 12.000 euros para mayores de esa misma edad ). Por lo tanto,  un contribuyente, según  sea su nivel de ingresos, puede dejar de pagar hoy hasta un 43% (tipo marginal máximo) de sus aportaciones.

Por lo que respecta al momento del  rescate (reembolso), las aportaciones realizadas al plan de jubilación, al no haber sido desgravables fiscalmente, sólo   tributarán  por los intereses que  hayan generado ( actualmente, entre el 19% y 21% según el importe). Por su parte,  en los planes de pensiones, cuando se llega a la jubilación y uno se dispone a recuperar la cantidad ahorrada, las  cantidades percibidas (principal +intereses), el  fisco las entiende como rentas del trabajo que desgravaron en su momento, por lo que cuando se reciba el dinero con los intereses generados, el titular deberá pagar  los impuestos que no satisfizo en sus sucesivas Declaraciones de Renta.

Entre otras diferencias importantes, podemos citar las siguientes:

-No es posible cambiar de un plan de jubilación a otro sin tributar por ello, a diferencia de los planes de pensiones.

-En los planes de jubilación no hay límite para las aportaciones anuales, como sí ocurre en los planes de pensiones.

A modo de conclusión , decidirse entre uno u otro producto de ahorro, dependerá , básicamente, del nivel de ingresos y de la finalidad que se persiga. Así pues, la inversión en un plan de jubilación puede resultar especialmente conveniente para aquellos contribuyentes con bajo nivel de ingresos ( y , por tanto, cuyo pago de impuestos es reducido), porque les permite acceder al dinero ahorrado cuando lo deseen, a diferencia de lo que ocurre con los planes de pensiones cuya liquidez es mucho menor.

Por su parte, los planes de pensiones son una buena opción para aquellos contribuyentes que tengan entre sus expectativas prioritarias acceder a beneficios fiscales en el presente ( reducir la carga fiscal) y así diferir el pago de una parte de los impuestos hasta el momento de la jubilación.

Xavier Santiago Castro
Asesoría Fiscal

Mas información contactando con Asesoría Gremicat 

Si te ha parecido interesante compártelo en redes sociales, gracias!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+